31 de diciembre de 2015

Reseña: Trono de Cristal


¡Qué hay, sonrisitas! Hoy os traigo la reseña del primer de la que creo que es una saga muy prometedora ¿Qué mejor forma de despedir el año que hablando de un libro tan genial?


Autor/a: Sarah J. Maas
Saga: Trono de Cristal I
Nº págs: 528
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420403670













"Un corazón de hielo. Una voluntad de acero. Te presentamos a una asesina. Te presentamos a Celeana Sardothien. Bella. Letal. Destinada a la grandeza. En las tenebrosas minas de sal de Endovier, una muchacha de dieciocho años cumple cadena perpetua. Es una asesina profesional, la mejor en lo suyo, pero ha cometido una error fatal. La han capturado. El joven capitán Westfall le ofrece un trato: la libertad a cambio de un enorme sacrificio. Celaena debe representar al príncipe en un torneo a muerte, en el que deberá luchar con los asesinos y ladrones más peligrosos del reino. Viva o muerta, Celaena será libre. Tanto si gana como si pierde, está a punto de descubrir su verdadero destino. Pero, ¿qué pasará entretanto con su corazón de asesina?"



Celaena Sardothien, la asesina de Adarlan, es la asesina más famosa del continente. Sin embargo, ha pasado el último año en las minas de sal de Endovier, donde las posibilidades de sobrevivir son escasas y cada día puede ser el último. Cuando pensaba que jamás sería libre, le ofrecen un trato: convertirse en la campeona del rey. Hasta aquí, me parece que la historia tiene un muy buen comienzo ¿Cómo la asesina más famosa y letal de todo el reino ha quedado relegada a una esclava? Reconozco que empecé este libro temiéndome encontrar una versión fantástica y medieval de Los Juegos del Hambre, pues deberá enfrentarse a veintitrés asesinos para convertirse en la campeona del rey y obtener su ansiada libertad (venga ya, hasta en el número coincide). Pero he de decir que sólo se parece en eso y poco más. Celeana obviamente acepta -cómo no iba a hacerlo, le ofrecen la libertad en bandeja de plata- y es aquí cuando comienza la aventura de nuestra joven asesina. El contraste que supone la vida del castillo con lo que la propia muchacha ha vivido es algo digno de mención. Me ha gustado cómo la autora desarrolla el entorno y la vida en el castillo, una enorme construcción de torres de cristal que se elevan hacia el cielo. El torneo por ver quién se convertirá en el campeón del rey es el menor de los problemas de Celaena. Esta línea de la historia queda relegada a un segundo plano, presentándose como el telón de fondo tras el cual transcurre la verdadera trama. El palacio de cristal guarda entre sus paredes numerosos secretos, algunos hace tiempo olvidados, pero es sólo uno el que mantiene el castillo en vilo; algo está matando campeones de una forma tan brutal que no puede ser humano.
Nuestra protagonista deberá enfrentarse a los entramados de la corte, los secretos que esconde el palacio y a guardarse de que nadie descubra su verdadera identidad como la asesina de Adarlan: Lillian Gordiana será su nombre, pues que nadie sepa su verdadera identidad es la única ventaja que tiene.
"A simple vista, se podía llegar a pensar que los ojos de Celaena eran azules o grises, quizá incluso verdes. según el color de su atuendo. Pero si uno des fijaba atentamente, el brillante anillo dorado que rodeaba sus pupilas contradecía aquella primera impresión."
Chaol Westfall, el capitán de la guardia, es un hombre taciturno y desconfiado que está empeñado en no dejarla sola en ningún momento y en partirle alguna que otra costilla durante los entrenamientos. Este es uno de los personajes que más me han gustado, porque me parecía muy real y cercano: sus reacciones son las propias de un verdadero capitán de la guardia (no las de un niñato enamoradizo como tenía previsto) alguien que para proteger a todo el mundo, desconfía hasta de su sombra; no se fía en ningún momento de la asesina, ni se deja embaucar por sus palabras o sonrisas -normal, ¿quién se fía de una asesina, por muy maja que sea?-, aunque he de decir que a veces sus reacciones rayaban lo irritante. Dorian Havilliard, el príncipe heredero del imperio, es un cassanova en toda regla, además del patrocinador de Celaena (¿alguien ha dicho LJDH?) cuya relación con su padre el rey de Adarlan es de todo menos paternal. Dorian, como no, es el perfecto príncipe, de ojos azul zafiro y brillante sonrisa, que le interesan más los libros que las espadas. El personaje del rey sí que me parece interesante, sobretodo porque creo recordar que en ningún momento se menciona su nombre de pila, además de que se le muestra como un hombre frío y calculador capaz de mandarte a la horca como le hayas mirado mal -con éste sí que hay que tener cuidado-.
"Todos tenemos cicatrices, Dorian. Resulta que las mías son más visibles que las de la mayoría."
Otro personaje que puede no tener mucha relevancia -ahora- es, Arobynn Hamel, el rey de los Asesinos y maestro de Celaena que a pesar de de no salir en todo el libro, acabar conociendo aunque sea solo un poquito. un aspecto más misterioso es la vida de la propia Celaena, pues la asesina tiene un pasado, mucho más anterior a Arobynn y los asesinos, del cual no quiere que se sepa nada. Sinceramente, al final del libro todo este pasado se me hace un poco obvio -aunque sólo se intuye, todavía al final del libro no se sabe nada-, pero bueno, es uno de los puntos de la trama que más intriga. Eso y un nombre: Sam. Erilea se nos presenta como un continente en el cual la magia ha desaparecido por completo desde hace diez años por orden del rey, y las garras del imperio se expanden por doquier y amenazan con arrasarlo todo. El punto de los rebeldes no es que me halla parecido muy relevante en el transcurso de la historia, pero al menos no sitúa en el panorama en el que se encuentra el continente. Además, las extrañas marcas del Wyrd son una delas razones por las que no vas a querer levantar la nariz del libro.
Sólo me cabe decir que desde que cogí el libro no he parado hasta acabarlo: la narración no pierde en ningún momento ese toque que te impulsa a seguir, y cada vez descubrimos más cosas acerca de los protagonistas. El hecho de que la historia esté narrada desde el punto de vista de varios personajes tan bien influye, aunque la mayor parte de la historia la seguimos desde el punto de Celaena, con algún que otro "flashback" (no sé si se podrían llamar precisamente flashbacks; nos enteramos de pequeños fragmentos incompletos del pasado de la asesina, sólo lo justo y necesario para que quieras saber más).

Me he enterado de que hay toda una serie de pequeñas historias de las aventuras de la asesina de Adarlan (La asesina y el señor de los piratas, La asesina y la curandera, La asesina en el desierto, La asesina y el submundo, La asesina en el imperio) que si siguen la línea de este libro, me van a durar menos que lo que dura un parpadeo.





*Le pongo cuatro porque no es el primer comienzo de saga/trilogía que me encanta y después la saga en sí me defrauda. Tal vez al siguiente libro -si mantiene el nivel del primero- le ponga las cinco.

3 comentarios:

  1. Yo me he leído los dos libros siguientes también (me falta el último) y he decir que cada libro me dejaba sin palabras y con ganas de leer el siguiente. Sin embargo, debo añadir que con el primer libro es posible adivinar el pasado de Celaena, que a veces llega a ser incluso obvio.
    Un gran libro y una gran saga. Espero las reseñas de los otros libros también ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ya me leí el segundo así que pronto subiré la reseña ;) Sin embargo me resigno a empezar el tercero porque algo me dice que no me va a gustar el final...
      ¡Me alegro que te haya gustado la reseña!

      Eliminar
  2. Este libro me encantó, pero el segundo me decepcionó tanto que abandoné la saga.
    Me quedo por aquí ;)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar